21

No despertéis a los muertos

COMPRA
Escritor: Johann Ludwig Tieck

Otro relato clásico de vampiros, en este caso estamos ante un especimen femenino.
Se trata de esos relatos que se hacen tan fácil disfrutar, envueltos en ese ambiente de sensualidad, objetos de deseo de exquisita belleza que aniquilan voluntades, el pecado, el mal, la magia, y  sus poderes nigrománticos.
Se trata del amor del hombre mortal más allá de la muerte y en la muerte misma. Y también de una explicación a la creación del vampiro, y a su sed de sangre humana.

Un joven matrimonio, Walter y Brunhilda, se casan, y en pleno disfrute de la pasión enamorada, la muerte se interpone entre ambos. Brunhilda muere.
El enamorado marido tras un breve tiempo de desolada tristeza, ocupa su “lecho viudo” casándose con una segunda esposa: Swanhilda. Pero ¡Ay, esta segunda esposa!, es guapa, rubia, dulce y tranquila, pero ¡qué diferente a su Brunhilda!, tan morena, sensual, y poco moderada en los goces del amor.
¡Claro!, así la añoranza por su Brunhilda no tarda en reaparecer hasta tornarse en obsesión. “En su obsesión, Walter cambiaba el dormitorio de Swanhilda por la tumba de Brunhilda”.
Walter llora sobre su fría e inmóvil tumba, e invoca, ¡vuelve! ¡vuelve! ¡Sal de tu sueño mortal! ¿Cómo puedes preferir la fría tumba a mis brazos enamorados? y finalmente sus deseos, “delirios del cerebro, de sangre fogosa, como los que emanan de los vapores del vino”, se verán cumplidos.
De nada sirvió las numerosísimas advertencias del brujo, que por centésima vez le repetía “¡No despertéis a los muertos!”, pero ahora ya tarde para vencer a la obsesión tan fuertemente instalada en su mente, Brunhilda sube de entre los muertos, como una irresistible vampiresa, de aliento hipnotizador …..

Un relato fantástico, con ese lenguaje tan ingenioso de los relatos inmortales del siglo XIX, con un final, pero ya digo solo un final, que dura apenas dos párrafos que me ha parecido forzado, pero que no hace desmerecer toda la historia.

De este relato me quedo con la característica de apatía que el escritor impone al vampiro, así como con la explicación que da a esta naturaleza.  Se dice, algo así:  al tratarse de seres que no participan de los sentimientos comunes, que no disfrutan de las actividades cotidianas que se suelen hacer, viven en un constante vacío, salvo cuando están en brazos de la pasión amorosa. Es por esta razón que necesitan el ansiado licor de la sangre, para llenar el vacío de su existencia. Es por eso que siempre están sedientos.

NOTAS:
  1. En esta historia se chupa del pecho, no de la yugular. 
  2. Si en la muerte enamorada, la vampiresa estaba enamorada, en este relato, ante todo está el proveerse de la fuente de la vida, la sangre, que le permita continuar soportando el vacío existencial que persigue a la vampiresa cuando no está en brazos de la pasión amorosa. 
  3. No tiene el mismo ambiente gótico de los libros de autores irlandeses, como Carmilla y Drácula, ni el halo superticioso que encontramos en al ambiente de la historia de Drácula.
  4. Leer "La novia de Corinto" de Goethe.
CRONOLOGIA DE LAS HISTORIAS DE VAMPIROS (que hasta la fecha tenemos en esta página):
  1. No despertéis a los muertos de Johann Ludwig Tieck (alemán), publicada en 1.823, aunque probablemente escrita en 1.800. Se dice que es quizás uno de los primeros relatos de vampiros. El vampiro es en realidad una vampiresa.
  2. El vampiro de John William Polidori (inglés), se dice que presenta el primer esbozo del vampiro de sexo masculino de corte elgante y aristocrático. Escrito en 1819
  3. La muerte enamorada de Théophile Gautier (francés), escrita en 1836. También el vampiro es vampiresa.
  4. La familia del Vurdalak de Alexéi Tolstói (ruso), escrita en 1840. Vampiros de lazos de sangre, y vampiresa para los miembros fuera de la familia.
  5. Carmilla de J. Sheridan Le Fanu (irlandés), escrita en 1872. Vampiresa.
  6. Drácula de Bram Stoker (irlandés), escrita en 1897. El espécimen es vampiro.
  7. El invitado de Drácula, de Bram Stoker (irlandés), escrita al mismo tiempo que Drácula, pero publicada en 1914 como relato inédito, pues Bram Stoker murió en 1912 .



21 comentarios:

  1. ¿Vampiros? No consigo leer nada sobre estas temáticas sobrenaturales o fantásticas. Sin embargo, si simplemente me topara con él en la librería, te aseguro que la portada me llamaría la atención. ¡Está preciosa! :)

    ResponderEliminar
  2. Te aseguro que yo no pienso despertar a nadie :r

    Estas cosas me dan miedo :v y además ¿Qué es eso de que se chupe del pecho? Parece menos sensual no?

    Bueno pues parece que este mundo de lo sbrenatural te está calando :ff

    :c :c :c

    o de momento seguiré bebiendo vinito y algún que otro :2s

    Besicos !

    ResponderEliminar
  3. mi querida Icíar:
    debo decir que yo fuera de Drácula, no sabía que existieran más vampiros (que ahora están taaaaan de moda) así que he aprendido mucho viniendo a visitarte. Fíjate que metí a mis hijos (y a mi misma) a un cursod e literatura fantástica y para la siguiente semana hay que leer a H.P. Lovecraft y su necromicrón...a mi me da miedo, pero ellos están super entusiasmados con el libro, que según dice la contraportada es un libro para despertar a los muertos (mira tú lo que son las sincronicidades).
    Espero que disfrutes mucho de tu te.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  4. OFFUSCATIO:
    ¿No te caen bien los vampiros? :o

    SUSANA:
    ¡No te digo yo! :w ¡no se puede ser tan racista! Los muertos tienen el mismo derecho que los vivos :2u
    A mí también me parece bastante menos sensual las chupaditas en el pecho que en el cuello :2z, pero qué se va a hacer, para eso fue de los primeros, por no decir el primer relato de vampiros (ya lo iré averiguando :p). Luego los demás perfeccionaron la estética de la técnica :3k
    Tú ya sabes que me apunto a ese té, :n, wow ¡qué :2s bueno!

    BIBLIOBULIMICA:
    :o Todavía no conozco Necromicrón, :c que desde luego, hace juego con este clásico. Gracias por tus buenos deseos, que no vas mal encaminada, estaba con un buen té bien calentito :2s

    UN ABRAZO CON BESICO INCLUIDO A LAS TRES :g

    ResponderEliminar
  5. No lo conocía, pero desde luego me dejas con ganas de descubrir esta novela. Apuntándola estoy, para que no se me olvide.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola guapa!

    Qué nos gusta la sagre por aquí, no? jaja

    Pasa buen fin de semana y sé mala!

    Besos
    Lupa

    ResponderEliminar
  7. MARGARI:
    Hay varios libros en editorial Siruela donde se recogen estupendas recopilaciones de estos relatos clásicos. Cualquiera de ellos merece la pena :hh

    LUPA:
    :c me refiero al muerto en vida que se refugia en la búsqueda constante de pasión, porque fuera de esa pasión se vuelve a encontrar con que no es capaz de sentir nada :m
    La apatìa del muerto viviente (risas cavernosas)

    ABRAZOS A LAS DOS :g

    ResponderEliminar
  8. No soy muy amiga de las lecturas de vampiros, es lo que tiene ser tan miedica, así que lo dejo pasar.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me lo recomendaron cuando salió todo este boom de vampiros y empecé a quejarme de elegantes abdominales de piel marmórea.
    acabé leyendo Carmille pero este no, ahora que me lo recuerdas lo buscaré. Por satisfacer una curiosidad.
    Gracias y un beso

    ResponderEliminar
  10. Aunque me gustan los vampiros, no he leido ningun libro sobre este tema, aunque si lo hubiera visto en la libreria me hubiera llamado la atención por la portada, besos
    Silvia

    ResponderEliminar
  11. Qué me gustan los vampiros clásicos!!!
    Es un buen relato, una pena que sea tan desconocido =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. No lo conocía pero con lo que has explicado y esa referencia al Cantar de los Nibelungos, lo leeré seguro. Ahora solo me falta encontrarlo ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. La literatura con vampiros, zombies y ángeles no me atraen mucho. Me he apuntado a un reto este año para leer Drácula de Stoker, y me supondrá un cierto esfuerzo, creo...
    Besos,

    ResponderEliminar
  14. Creo que alguna vez ya te he comentado que mi pavor a todo lo relacionado con el mundo vampiresco tuvo su origen en mi lejana infancia :z
    Con algo de vergüenza te lo digo: "paso" y me comprometo a encarar el tema en terapia ... algún día.
    Beso
    Marcela

    ResponderEliminar
  15. MARTA:
    Lo entiendo. :2y Me pasa con otros géneros :hh

    MIENTRASLEO:
    Yo es que los encuentro fuera de la fama de la literatura de vampiros, para mí no tienen mucho que ver con la literatura moderna, y sí mucho que ver en que esta literatura moderna exista. En realidad, son unos relatos clasicos inmortales(de apenas unas páginas, Carmilla era mucho más largo, para que te hagas a la idea).

    LA VIEJA ENCINA:
    No lo verás como tal, así en libro, se encuentra de forma más común en recopilaciones, como la de la editorial Siruela. SOn magníficas recopilaciones de calidad.

    SHORBY:
    ¡Peeeero! para los "seguidores" del rastro de la literatura con una temática gótica y de vampiros, no se trata de un relato desconocido, sino muy conocido. Es más, me ha parecido entender que pudiera ser considerado como el primer relato de vampiros conocido. Pero esto me cuesta un poco de creer. :ff

    LITTLEMILY:
    ¿Por qué hay una referencia al Cantar de los Nibelungos? :f
    Ya me estás tirando del hilo :p, y estoy al borde de ir a "pillar" el cantar de los Nibelungos, porque si algo tiene que ver, seguro que me estás hablando de otra joyita clásica :hh

    CARMEN:
    Drácula es fantástico. A mí me gustó mucho. Hay una gran parte de lectores que comenta que la segunda parte no es tan entretenida como la primera. Pero a mí me gustó todo, todo. Ya tengo ganas de verte leerlo :c

    MARCELA:
    :hh sí, sí, recuerdo tu poco amor al vampiro. No me acuerdo bien por qué, eso sí, pero había oído hablar que en Argentina hay unos vampiros (animalitos) que de verdad chupan la sangre al ganado, ¿será por eso? :c
    No tienes que "soportar" una terapia para leer sobre esto. Afortunadamente no hay tiempo en una vida para leer todo lo que le apetece a uno como para tener que obligarte a leer cosas que no te interesan :2u ¿o no? :c

    UN ABRAZO A TODAS :g

    ResponderEliminar
  16. No sabía de este relato, pero me ha despertado el hambre, si lo encuentro será con seguridad de mis próximas lecturas. Y la portada... inmejorable.

    ResponderEliminar
  17. Más de uno ha fantaseado con una vampiresa así, sobre todo con las que salen en la gran pantalla, que por lo general son unos bombones.
    Muy interesante tu reseña y lo de la cronología me gustó. Drácula como que termina siendo el nieto de unos cuantos abuelos...

    ResponderEliminar
  18. Me encantó este relato, lo tengo un libro que recopila cuentos de vampiros clásicos, me pareció muy original y muy apegado a las tradiciones más populares del vampiro, disfruté mucho con él, es verdad que quizá el final no sea el mejor que podría haberle dado el autor, pero en conjunto es un magnífico relato. Bsos

    ResponderEliminar
  19. MERLINO:
    Te aseguro que si te ha despertado el hambre, te alimentará muy bien :o

    J.L. MALDONADO:
    Ya ves, pensábamos que Drácula era el iniciador, y no, hay otros antes, y ¡vampiresas! :gg
    Menos mal que esto es ficción, :p, porque me da que el pobre Malodnado pudiera ser presa fácil :ff

    CAROL:
    Carol, no me cansaré de decírtelo. Gracias a ti conozco esta fantástica recopilación de relatos cortos. Sí, éste lo leí en esa recopilación de Siruela, pero ¡claro! no iba a poner el libro con todos los relatos. Tenía que buscar un libro donde sólo apareciera este en concreto, que me ha gustado mucho, de momento por detrás de Drácula y Carmilla, pero por delante de La muerte enamorada, pero ya te digo, son todos estupendos.

    UN ABRAZO A LOS TRES :g

    ResponderEliminar
  20. Pues pinta muy bien. Aunque despues de Anne Rice creo que dejare un poco estancados los libros de vampiros.
    Por cierto, tienes un premio en mi blog.
    Besitos

    ResponderEliminar
  21. Gracias :ff voy a recogerlo :hh

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a "Los mil y un libros".
Es un placer tenerte aquí.
¡Gracias por comentar!