19

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

COMPRAR
Escritor: Philip K. Dick

¿Cómo a alguien se le puede ocurrir leer algo con un nombre tan extraño?  ¿Qué atractivo puede haber detrás de ese título tan aparentemente sin sentido? me digo, ... hasta que me apaciguo al enterarme que es, nada más y nada menos, la novela en que se basó la película de "Blade runner". ¡Esto ya es otra cosa! y miro ya a la novela, - totalmente influenciada -, con otros ojos.

Así que ...  pico, suponiendo, como suele pasar en estos casos, que voy a encontrar en esta lectura lo que muy a menudo, por falta de tiempo, no se puede encontrar en su película, por buena que ésta sea.

La novela es casi idéntica a la película. El mismo marco de fondo nos presenta a una Tierra devastada por los efectos de una guerra nuclear, en la que viven unos pocos humanos y reina el silencio y vacío propio de la ausencia de vida auténtica, para en su lugar, quedar inundada por un ruido de seres limitados de inteligencia, aparatos y hueca tecnología.
En este escenario también aparecen los mismos replicantes Nexus-6 de la película,  que son aquellos androides orgánicos de inteligencia superior creados para servirnos en los otros planetas-colonia donde los más inteligentes se han marchado. Y pasa, como en la película, que un grupo de Nexus-6 se ha escapado de sus amos, y nuestro protagonista, un policía, estará ahí para aniquilarlos. 

La trama, como se ve, es casi idéntica. Ambas se centran en la existencia de dos formas de vida: la genuina del ser humano, y la artificial que los imita.  ¡Pero!, a pesar de esta similitud de partida, el discurso filosófico,- si queremos llamarlo así -, de la novela y de la película toman caminos tan distintos, que lo convierte en obras, aparentemente, bien diferentes.

Resumiendo mucho, diría que el tema de primer plano de la novela es la amenaza de esta nueva forma de vida, y lo que el ser humano ha de hacer para preservar su propia existencia. "Haz lo que tengas que hacer, aunque sepas que puede estar mal. Adonde vayas te obligarán a hacer el mal. Esa es la condición básica de la vida. Es la sombra última, el defecto de la creación, la maldición que se alimenta de toda vida, en todas las regiones del universo". Esa es tu única realidad, reconocerlo, aceptarlo, cargar con ello, y aún así: seguir viviendo.

Sin embargo, en la película, lo que aparece en la novela como primer plano, aparece en planos mucho más secundarios, tan secundarios que incluso podrían pasar desapercibidos, y se centra más en asuntos más universales, como la empatía hacia una vida que amenaza la tuya, la conciencia de la propia muerte, la inmortalidad, la rebelión del siervo hacia su Creador, y el hecho de que en la misma acción de la Creación, no necesariamente tiene que intervenir el amor a lo creado.

Lo bueno de la novela, y es su mérito además, y por eso no quiero pasarlo por alto, es que en la novela se pueden encontrar absolutamente todos los elementos que se desarrollan en primer plano en la película.  Se podría decir que lo que hace la novela es dirigirnos la mirada hacia el aspecto más realista de la supervivencia; mientras que la película nos hace mirar hacia el aspecto más filosófico, trascendental y poético si se quiere, pero ya digo, que la novela también los contiene, aunque nos puedan pasar más desapercibidos. 


NOTAS PERSONALES:
  1. Philip K. Dick (1928-1982). 
  2. Esta novela se publica en 1968, y se desarrolla en un futuro próximo que el autor situó en 1992 y en la región donde vivía: California.
  3. A los replicantes Nexux-6 de Blade runner, en la novela se les conoce con el nombre de andrillos Nexus-6.
  4. El título de esta novela viene por el único rasgo claramente diferenciador que se dice que existe entre el ser humano auténtico y el "objeto" humano creado por el hombre: La empatía . Este concepto está presente con mucha fuerza a lo largo de toda la novela. Se dice que por esa falta de empatía, los androides no sienten alegría o necesidad de protección de otra forma de vida, como la de los animales, por ejemplo, tal y como les pasa a los humanos de la novela, y por eso la pregunta de: "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?"
  5. En Blade runner, la idea de Dios se ve más desde el punto de vista del replicante, que pudiera ver al hombre como su Creador, y que utilizando el mito de Prometeo se rebela contra él. En la novela, también están los replicantes que al mismo tiempo que se rebelan contra ellos, quieren asemejarse a ellos, imitarlos como forma de vida que algunos reconocen superior, precisamente por esa capacidad empática que ellos no tienen.
  6. En la novela, el Dios de los seres humanos, al que llaman Mercer, es la idea misma de la vida, la vida escondida que a pesar de la destrucción continúa, se renueva, la vida que siempre acaba abriéndose camino. Para ellos, la conexión espiritual era la conexión que acompaña y reconforta en esa dura realidad que implica preservar tu propia vida.
  7. Por último, en la novela, muy en ultísimo plano, se habla de Roy, el líder de los replicantes. Se deja caer que se trata de un sujeto dotado de características místicas y espirituales maravillosas. Se trata del replicante que al tomar conciencia de su propia existencia como algo sagrado convence a su grupo de la necesidad de liberarse del hombre. Una lástima que la novela no lo explotara. No se dice más que esto, no hay ni una sola conversación entre el policía y este replicante tan interesante. Por suerte, lo explotará la película, y es precisamente una de los aspectos que vuelve la película tan interesante y atractiva.



19 comentarios:

  1. ¿Te puedes creer que no he visto nunca la peli? Y mira que no será porque no me la han recomendado... Es que el género me da una pereza... Y con el libro me pasa lo mismo. Pero creo que debiera darle una oportunidad.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Margarí!,
      Pues sale un guapo y joven Harrison Ford, y aunque sea de ciencia ficción, a ti qué te encanta la poesía creo que te podría gustar. Te dejo la escena final como cebo, por si no la has visto. (Y además, si te gusta Rosa Montero, ella utiliza tanto la novela como la película para crear toda la saga de Bruna Husky que inicia con su Lágrimas en la lluvia):

      https://www.youtube.com/embed/5BIakRTq25E

      Eliminar
    2. Sí, esa escena la he visto infinidad de veces. Y creo que por ahí me viene la pereza de ver la peli, que como me he visto el final... Pero voy a tener que ponerle remedio.
      Y ays, mi Rosa Montero... Qué abandonada la tengo con lo que me han gustado las novelas suyas que he leído. Tengo que ponerme, tengo que ponerme...
      Besotes!!!

      Eliminar
    3. http://youtu.be/5BIakRTq25E

      Eliminar
    4. Jajajaja, pues entonces, si la has visto infinidad de veces, estarás en el punto que te puede resultar hasta cómica, que eso pasa cuando nos saturan, que acabamos riendo de lo transcendental, jajaja

      Eliminar
  2. Que curioso! En la películas suele pasar justo lo contrario, se pierde filosofía, así que tendré que leer este libro para comprender cual ha sido la mirada del director al libro. La peli me gustó mucho, claro! Recuerdo que leí el primer libro de los Juegos del hambre, y después pensé ¿Cómo lo enfocaría en el cine? Me parecía muy difícil, pero también creo que el director lo resuelve bastante bien para que no se pierda el fondo de la historia... Me voy más tranquila y ahora recordare ya el curioso titulillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Susana!
      Ya te digo, en mi visión personal, de la novela te queda más el hecho de que la vida te obliga para conservarla a actuar en contra de lo que en tu fuero interno sabes que está bien. Es su precio. En la película aunque esto también está, nos fijamos más en la conciencia de la propia muerte, que en la corrupción individual de vivirla.
      Me he acordado mucho de ti con esta novela, porque en ese baremo de medir al ser humano mediante su capacidad empática, se utilizaban a los animales. Y por eso los humanos que no tenían animales a los que cuidar eran sospechosos de tener la capacidad empática alterada, jajaja.
      Como ves, si algün día te animas a leerla, ya empezarás desde la primera página discutiendo con el escritor, jeje.

      Eliminar
  3. ¡Cuánto hace que no nos cruzamos! Bueno, traes uno de mis libros favoritos de la adolescencia, lo leí en bucle y me obsesioné con la película que para mí es lo mejor que ha hecho Scott. La película me encanta también aunque la consistencia filosófica del libro se pierde en el ritmo frenético, en el caso de la ciencia-ficción de la buena suelen complementarse un buen libro y una buena adaptación cinematográfica :) Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Yossi!
      Es verdad, los dos son filosóficos, pero por lo transcendental, y menos práctico del enfoque de la película, o de lo que pone en primer plano sobre el resto, complementándose como dices, porque es verdad, la película me resulta más bonita, puesta a elegir.

      Eliminar
  4. ¿Te puedes creer que no he visto "Blade Runner"? Debo ser una especie en extinción ... Aunque no sé si me gustaría, por lo que cuentas del libro (que en esta ocasión creo que tampoco).

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rossy!
      Pues te digo lo mismo que a Margarí. Harrison Ford puede ser una buena excusa :)

      Eliminar
  5. Clasicazo que tengo pendiente!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shorby,
      y que al final picarás, porque es de las inmortales (si es que hay algo inmortal) :P

      Eliminar
  6. Un clasicazo que todavía no he leído, no tengo perdón :-) Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meg,
      Pero la pelicula sí, ¿no?

      Eliminar
  7. ayyy debo haber visto la película (que con mi charro negro, en mis tiempos, sólo me dejaban salir al cine jajaja...así que seguramente la vi que en esa época, veiamos toda la cartelera) pero ¿creerás que no recuerdo ni de qué va? y por supuesto, si veo el libro con esa portada ni caso le hubiera hecho. Y ahora tú quieres que pique....ains...no se, no se ;) ya veremos si caigo o no. Eso si, sería hasta el próximo año que este lo tengo ya lleno.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ale,
      No sé si puse el nombre de la película, repasando por encima la no-reseña, creo que he obviado el nombre, cosa mal hecha. La película sí creo que la habrás visto. Es Blade Runner, de Harrison Ford. Un clásico. No gustó cuando la proyectaron en los cines demasiado, hasta que alguien empezó a hablar de ella ponièndola de maravilla, y ya muchos se contagiaron de ese punto de vista.

      Eliminar
  8. Acabo de ver tu reseña y no he podido menos que entrar a comentarte la casualidad siguiente. Resulta que en mi blog acabo de lanzar un sorteo de 5 libros por haber llegado a las 100,000 visitas. Bien, pues entre ellos hay uno de Juan Torregrosa Pisonero titulado "Ocaso en Shanghai" que bebe muy directamente en Philip K. Dick. Te recomiendo su lectura vivamente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Carlos,
      Lo tendré en cuenta, ya que lo dices y no tenía ni idea.

      Eliminar

¡Gracias por comentar!, porque si la lectura nos lleva hacia una comunicación escogida y caprichosa, saber que tú también estás ahí, que eres cómplice en el camino, reconforta el espíritu.

¡Bienvenido/a a "Los mil y un libros".!