6

El arca de Noé

  
COMPRAR
Escritor: Khaled Al Khamissi

Una vez, “huroneando” por una librería, como diría Doris Lessing, me encontré por accidente con “Taxi”, un libro que había escrito este escritor del que nunca había oído hablar; como resultó ser un agradable descubrimiento, ya no me hizo falta ningún accidente para comprar este otro libro cuando supe de su publicación. Es un autor Khaled Al Khamissi, sensible a la poesía de Jacques Brel tan presente en sus libros, todo un artista que llama la atención por ese saber traer una determinada dura realidad, desnuda, sin sentimentalismos y sin embargo tan bonita.

En esta ocasión la trama se desarrolla también en Egipto, aunque esta vez toca el drama que explica la necesidad de la emigración de un país. Lo hace a través de la narración de una serie de historias, que contadas en retrospectiva en el año 2007, nos presentan a una serie de personajes que desde sus diferentes y variadas situaciones han de enfrentarse a ese tener que abandonar un país.

Son “las historias de las vidas de aquellos que subieron a este Arca de Noé” de emigrantes, un arca que “flota sobre las olas del diluvio que anegó la tierra árida” de la que provenían y es que si “desde fuera, el clima político de Egipto parecía estable, sólo se trataba de una estabilidad aparente. En realidad, los volcanes permanecían activos bajo tierra, preparados para entrar en erupción”.

Son historias que en principio parecen existir independientes unas de otras, pero sin embargo, todas ellas van a quedar relacionadas entre sí. Salen a la luz por la voluntad de uno de los personajes que quiere darlas a conocer; un personaje de sensibilidad especial, como el nubio pintor de cuadros, el “ángel negro” de su otro libro “Taxi”, personajes ambos enamorados de las cosas sencillas, de rico mundo interior, que sin parecer pertenecer a este mundo, son capaces, sin embargo, con su visión, de conectarnos con él.
"Los senderos de mi vida en mi querido Cairo siempre terminaban cruzándose con otros caminos y canales que desembocaban en el mar para salir huyendo del diluvio que nos cae encima .... obligándome a anotar en papel las historias de este éxodo".

NOTAS PERSONALES:
  1. Se habla principalmente de la generación de emigrantes nacidos en los años 80. Entre ellos habrán buscavidas, también universitarios sin posibilidades de desarrollo profesional; de puestos de trabajo previo pago; de corrupción generalizada; de medios de vida destruidos por el derrumbamiento del sector turístico; de la burbuja económica de los años 90; del crecimiento de los movimientos islámicos radicales; del deterioro en la educación en la que incluso las licenciaturas se pueden obtener mediante sobornos; también se habla de los canales de emigración, desde encontrar parejas por internet para emigrar, a las arriesgadas rutas como las pateras; así como de los medios de obtener el dinero para pagar a los “pasadores de fronteras”; tampoco quedan fuera el recrudecimiento del trato a las minorías, como a la minoría cristiana copta, y entre todos ellos un drama en concreto, que me ha llamado mucho la atención, el de los nubios y su cultura amenazada con la extinción.  
  2. Sobre los nubios se explica que la provincia de Asuán, donde se encuentran los templos de Abú Simbel y Philae por ejemplo, es Nubia. Es una zona ahora gestionada principalmente por agencias turísticas extranjeras que se llevan el dinero fuera del país. Preciosas palabras dedicadas a ellos: “El pueblo nubio era una de las razas más puras del mundo … es el sustrato sobre el que se construyó el antiguo Egipto, y cuyas tierras se fueron vendiendo poco a poco para acabar quedando convertidas en complejos turísticos, así que si antes el pueblo nubio se ganaba la vida con la agricultura, ahora tienen que vivir en una tierras que siendo suyas, sin embargo, ya no lo son, reconvertidos en trabajadores del sector turístico, y su cultura amenazada con desaparecer, así como su lengua.  
  3. Sobre la lengua de lo nubios, algunas curiosidades: por ejemplo, “Asuán” viene de la palabra nubia “Assi Wang” que significa “Agua Pura”; Luxor, podría derivarse también de la palabra nubia “Uq Sir”, que significa “collar”; e incluso el mismo nombre de Egipto, que en árabe se dice “Misr” podría venir de la palabra nubia “Missi”, que significa “Hermoso”. ¡Una pena!  


6 comentarios:

  1. Qué duro tiene que ser abandonar tu país, dejarlo todo, tu casa, tu familia... Un libro muy interesante. Lo tendré en cuenta.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Margarí,
      Un escritor extraordinario, con historias fantásticas para a la vez conocer una realidad de la que poco podemos hacer.

      Eliminar
  2. Un arca de Noé podría ser hoy en día una patera... Qué triste! dejar tu país por pura necesidad; no es dejar solo un lugar sobre la tierra, es también dejar cosas y personas, y dejar a tus muertos. Yo creo que cuando uno se ve obligado a salir, lo que llega a otro lado nunca es un todo... Bellas tus explicaciones de las palabras, muy bellas. El origen siempre tiene algo de bello :D Me voy a tener que quedar con tu autor... Y me voy, pero como libre que soy, volveré. Besicos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana,
      Es un escritor que tiene mucho de poeta, de hecho el poeta Jacques Brel está tan presente como Cavafis lo estaba con Durrell.
      No son mis palabras las bonitas, sino las suyas, que no hago nada más que transcribirlas.
      Si Taxi me gustó, éste libro me ha gustado aún más.
      Sobre los pueblos, reconociendo las ventajas de la globalización, una de las desventajas es que muchos de estas milenarias culturas tiendan a ir poco a poco desaparecido, algo que no deja de empobrecernos sin darnos cuenta. Una pena.

      Eliminar
  3. Encuentros libriles por accidente. Me encantan =)
    Parece una lectura interesante, la anoto.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Shorby,
      Sí, es uno de los escritores actuales que escribe fundamentalmente de Egipto, y del que no me importa nada repetir

      Eliminar

Bienvenid@ a "Los mil y un libros".
Es un placer tenerte aquí.
¡Gracias por comentar!