14

Juventud


Escritor: John Maxwell Coetzee

Segundo libro que me he leído de este apasionante escritor. Como el primero, «Infancia», es autobiográfico.

A sus 19 años Coetzee ya es un joven independiente, o al menos consigue apañárselas más o menos como puede. Sudáfrica se encuentra con manifestaciones cada vez más violentas, en el que «el gobierno defiende a los asesinos de la muchedumbre que protesta y la prensa no da la cara. La policía esperando una excusa para disparar» Son los años 60.
Se ve a sí mismo con un aspecto extraño, «que no es lo mismo que excéntrico que pudiera ser incluso distinguido». Pasa de sentirse feliz a no tan feliz de un día para otro, «¿qué es la verdad: la felicidad o la infelicidad o un punto medio entre una y otra?»

En este libro, él ya se siente escritor, artista, y busca la forma en que su arte pueda ser desplegado, no dejarlo morir, escribe sobre hasta qué punto es verdad lo que escribe de sí mismo. Todo el libro, es de una época de dudas, pero de lo que no duda es en proteger su vena creativa y tendrá que descubrir cómo.
Sus actos irán encaminados hacia esta protección. Evitará todo aquello que piense que pueda matarla. No intenta evitar escribir sobre lo que pudiera parecer innoble, y eso me gusta. De hecho ese asumir riesgos es uno de los rasgos que más me fascina de este escritor. Buscar la sinceridad, aunque no sea cierta, consciente de que es lo que es interpretado, todo esto de la mano del artista. Hay una frase que él dice que me encanta, y es:
«La poesía como el medio que lo transfigure de innoble a noble»

Sus puntos de vista sobre el sexo, la belleza y las personas son una delicatessen para el lector.

Hacía tiempo que no sentía ese magnetismo y curiosidad por un escritor, en el que el carácter del artista importa poco. Es el estilo. Es la valentía de afrontar lo que uno piensa que es, y que a pesar de eso puede no ser verdad.

En el libro compara su sensibilidad a la de Picasso por ejemplo, encuentra muchas diferencias. Se plantea si determinadas conductas hacia la vida, hacia las mujeres son fundamentales para que el artista pueda crear. ¿qué tipo de relaciones puede mantener el artista?

Hay textos maravillosos, como este de Sudáfrica: «si es que imagina que podrá salir adelante a la fuerza de miradas directas y tratos íntegros cuando el suelo que pisa está empapado de sangre y las vastas profundidades de la historia pasada resuenan con gritos de ira»

Ante el creciente malestar del país, Coetzee se va a Londres. Coetzee «huye de las furias políticas» No quiere participar en la revolución.

En Inglaterra pasará un período más bien gris, de dudas, de completa soledad, buscándose un lugar en el mundo, pero de momento se siente cercano al fracaso. Espera su destino, que no llega. Tiene que actuar, pero no confía mucho en su fuerza de voluntad «¿Cómo escribir cuando el cansancio es como una mano enguantada que te agarra el cerebro y te lo estruja?» Piensa no obstante, que «sin descender a las profundidades no se puede ser artista, pero ¿qué son exactamente las profundidades?» «Si ninguna mujer atisba en mí ese fuego sagrado ¿significa que no soy artista?» Duda de su condición de artista, busca señales, indicios y paralelismos con artistas conocidos. Y nosotros que ahora sabemos su final, podemos reírnos de este premio Nobel.

En esa búsqueda de su yo artístico, evita todo aquello que lo ate a una existencia esclava. Inventa una excusa para rechazar esa hipoteca que desde el trabajo le quieren dar para que se compre una casita, de esas todas iguales a las demás (¿a que nos suena?) y que le ate a ese trabajo y lugar durante al menos 10-15 años. «No quiere ser absorbido, sin dejar rastro, por la clase media británica», ya «lo único que haría falta para completar el cuadro serían el coche y la mujercita»
Dentro de esas referencias a los escritores que lee y que de alguna forma le forman, para que no se me olvide, voy a citar a uno: Beckett, que Coetzee lo define como «el desclasado. En Beckett no hay clases», concretamente habla de su novela Watt, que al empezar a leerla se da cuenta de que ha dado con algo: «no hay enfrentamiento, no hay conflicto, únicamente el flujo de una voz contando una historia, un flujo continuamente asaltado por dudas y escrúpulos, con el ritmo exactamente acompasado, con el ritmo de la mente» Cuando termina esta novela, empieza otra vez a leerla.

Para terminar dos citas, de la multitud que podría haber cogido, y una anécdota divertida:

Sobre el éxito y el fracaso, dice: «Hace falta obstinación. ¿qué más hace falta sino una especie de obstinación estúpida e insensata como amante y escritor unida a una buena disposición para fracasar una y otra vez?»

Sobre el marco político de estos años 60, un recuerdo: «Hay una guerra fría en marcha. EEUU y Rusia compiten por los corazones y las mentes de indios, iraquíes, nigerianos; las becas son parte de los incentivos que les ofrecen».


Una anécdota divertida: cuando llega a Londres, y percibe que «los ojos de las chicas resbalan sobre él», es decir, que no tiene mucho éxito que digamos. Él como señal masculina, se sienta en el tren y lee un libro de poemas, y en vista de que sus plumas desplegadas de pavo real no causan el efecto deseado, piensa «es que las chicas europeas al llegar a Inglaterra aprenden a no prestar atención a las señales masculinas»

Podría seguir y seguir rescatando párrafos y párrafos. Es que este libro: no tiene desperdicio.

CRONOLOGIA DE  LOS LIBROS DE COETZEE QUE AQUI APARECEN:
  1. 1980: Esperando a los bárbaros
  2. 1983: Vida y época de Michael K
  3. 1986: Foe
  4. 1994: El maestro de Petersburgo (propuesto a leer en 2013)
  5. 1998: Infancia 
  6. 1999: Desgracia 
  7. 2002: Juventud 
  8. 2003: Elizabeth Costello 
  9. 2005: Hombre lento (propuesto a leer en 2013)
  10. 2007: Diario de un mal año (propuesto a leer en 2013)
  11. 2009: Verano
  12. 2012: Aquí y Ahora 
  13. 2013: La infancia de Jesús 

14 comentarios:

  1. Bueno, me has dejado con unas ganas locas de leerlo Icíar. Me ha encantado que no te pudieras decidir qué párrafos traernos porque hay un montón que te han gustado.
    Mi pregunta es: ¿se lee independientes, o es una trilogía en toda regla?

    ResponderEliminar
  2. Buenos días, Isi.

    Como quieras, al fin y al cabo es como si te pusieras a hablar con tu padre, y tu padre te contara las cosas de cómo era él(o mejor dicho de cómo se veía él), cómo veía Londres, lo que pensaba de las mujeres, etc, etc. Y tu padre, no tuviera ningún interés en aparentar otra cosa, en tapar nada.
    Tu padre te lo hiría contando, a saltos, según se va acordando.

    Da igual el orden, creo yo, :o pero como yo soy muy ordenada ... a pesar de saber eso, he preferido leerlos en orden :j :c

    Un beso :g

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que Coetzee ha conseguido lo que dices que le impactó de Becket. Me refiero a la fluidez, es decir la definicion de la prosa de Becket, yo se la daria a el también. Como citas:

    «no hay enfrentamiento, no hay conflicto, únicamente el flujo de una voz contando una historia, un flujo continuamente asaltado por dudas y escrúpulos, con el ritmo exactamente acompasado, con el ritmo de la mente»

    Saludos. Carmen.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días, Carmen. ¡Qué idea aplicarle a él lo que en su día pensó de Beckett! Yo también penseé lo mismo. ¡Tendremos que leer a Beckett ahora!¡Esto es como decía la mujer de Miguel Delibes sobre la lectura!:

    «Los libros nunca te resuelven los problemas, sino que te los crean, de modo que la curiosidad del lector siempre queda insatisfecha. Y así se inicia una cadena (de títulos a leer) que no puede concluir sino con la muerte» :l :l

    ResponderEliminar
  5. pero bueno!!! sí todavía no me ha dado tiempo de leer infancia!!! :l que agobio..jejejeje, tengo unas ganas de leer a este escritor después de leer tus reseñas que no veas! Ya tengo el libro de Infancia, así que todo es cuestión de tiempo..
    Besotes guapa!

    ResponderEliminar
  6. Yo lo lei de forma independiente sin haber leido Infancia y me gusto , tengo bastantes problemas con los libros con niños , en la biografias hasta que no llegan a los 16 años me agobio bastante , aunque con Coetzee supongo que sera diferente , la prosa que tiene es muy punzante.

    Lo de la cadena de libros a mi me sucede y no suelo romperla asi que soy complicado para regalar libros pues me puedes regalar un libro muy bueno pero si estoy en otro tipo de literatura lo cambio por lo que me interesa en ese momento , momento que puede durar uno o dos años.

    ResponderEliminar
  7. Estás volando con las lecturas. Genial y más si es sobre Coetzee. Casualidad que ayer tuve justo entre mis manos este libro. No lo compré porque ya tengo entre manos tres libros más del autor para seguir en esta onda. La cita sobre el éxito y el fracaso es estupenda. Qué bueno que mencione a Beckett, pues aunque parezca oportunista, este autor es uno de mis favoritos y después de leer parte de su obra e indagar sobre éste, descubrí que cumplo años el mismo día. Oh casualidad! Gusto leerte.

    ResponderEliminar
  8. Sonia :c:c No me hagas reír, ha-el-favó, ¿qué te crees que me pasa a mí con todas vosotras, raudas y fructíferas lectoras? :p

    ResponderEliminar
  9. Francis

    Entiendo eso que dices. Piensan en un regalo para Francis, ¡ya está: un libro! y luego se preguntan por qué nunca aciertan .... se olvidan de la obsesión, no saben cuál es la obsesión de Francis del momento :o

    ResponderEliminar
  10. Jason:

    Fíjate que creo que el libro de Juventud, que es recomendable para todo el mundo, pudiera ser encima para un escritor como tú aún más interesante. Tiene que ser una gozada, hay tantas referencias a escritores y a ese querer desarrollarse en la literatura, que supongo que los que no tenemos esa llamada no podemos captarla como el que sí la tiene.
    Me alegra oír que para tí Beckett es uno de los preferido. Un día, si te acuerdas, nos podrías decir qué libros de él te parecen más interesantes. Yo no he leído nada de él todavía. Y si los tienes reseñados, te agradecería los link.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Estoy terminando Infancia y me lo estoy devorando. Con cual me recomiendas seguir? Con este o "desgracia".
    Muchas gracias por tus opiniones.

    ResponderEliminar
  12. CRITICON:
    En realidad Desgracia no tiene mucho que ver con estos autobiofráficos, yo es que me lié (o me liaron :o) no me acurdo, pero mira los autobiográfios son: Infancia, Juventud y Verano.
    A mí los tres me gustaron muchísimo, pero pasado el tiempo creo que de los tres me quedo con Verano, porque es además de lo más original.
    Entre las suyas que no son de corte autobiofráfico me quedo con Desgracia y Esperando a los bárbaros. No me ha gustado mucho Vida y época de Michael K" (que como Desgracia tiene un premio booker); y tampoco me gustó mucho Foe.

    La estrella de Coetzee: Elizabethe Costello.

    Pero esto que te comento es lo que pienso ahora, a falta de muuuchos libros de él que tengo en mente leer :gg

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias Iciar!! Seguiré tus consejos. Creo que me leeré esta trilogía y después paso a "Desgracia".
    Solo para compartir mi felicidad, te cuento que la semana pasada Coetzee me firmo "Infancia" cuando vino a la Feria del Libro, aquí en Buenos Aires.
    Aunque es medio parco, sus libros son increíbles.
    Una vez mas, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  14. CRITICON:
    ¡Oye! ¡Pues eso sí me da mucha envidia :a! .... y felicidad :2z
    Sí tiene fama de que no le van las aglomeraciones, ni las entrevistas, parace que necesita que la conversación fluya de forma natural, y lógicamente en situaciones así es más dfícil.
    Pero bueno, a mí tampoco me importa :2u
    Enhorabuena y ya iremos compartiendo lo que ves.
    Un saludo coetzeeano :g

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a "Los mil y un libros".
Es un placer tenerte aquí.
¡Gracias por comentar!