24

El sueño del celta

COMPRA

Escritor: Mario Vargas Llosa

Roger Casement, algo poeta, “con mirada soñadora”, para algunos un místico, fue un irlandés que nació en 1864 en el seno de una familia probritánica y unionista. Practicamente ajeno a los antecedentes de su cultura directa, la irlandesa, desarrolla su carrera profesional, llegando a puestos relevantes dentro de la Corona británica, como ocupar el puesto de cónsul británico, e incluso serle otorgado el tratamiento de “sir”. Con esta biografía Mario Vargas Llosa recupera a un personaje en tiempos reverenciado y después mancillado, como traidor a la Corona británica, y por unos polémicos diarios ….

Nace en esa época en que llegan a Inglaterra noticias sobre los nuevos territorios antes nunca cartografiados, con personajes legendarios como Livingston, Richard Burton y Speke. Son los años en que nos llega, por ejemplo, la primera traducción de “las mil y una noches”. Una época fascinante, aunque también, ignominiosa, ya que conforme se van colonizando e instalando negocios en estos territorios nuevos, llegarán otro tipo de noticias, mucha más desgarradoras, que hará que la sociedad se remueva, algunas de las cuales fueron gracias a la capacidad activista de este personaje, Roger Casement, el celta, que no dudó en trabajar duramente para que sus denuncias llegaran a la opinión pública europea.
Sir Roger Casement

En ese ambiente envolvente de sueños inicial, Roger sueña con conocer también otras culturas, orgulloso de su condición de miembro del Imperio Británico, como país a la vanguardia de la civilización en el mundo, decide que su sueño es viajar, como decía Yeats de él: “Roger Casement es el irlandés más universal que he conocido. Un verdadero ciudadano del mundo”, pero este sueño, en su evolución irá cambiando, hasta acabar en el nacionalismo radical irlandés.

Con 20 años se va a África, concretamente al Congo, y allí poco a poco va conociendo el desequilibrio de intercambios. Y es que como se decía, los barcos iban cargados de armas, municiones, estampitas, crucifijos, piedrecitas de colores, y a cambio, esos mismos barcos venían cargados de pieles de animales, mucho marfil, muchísimo caucho, entre otros saqueos. Este intercambio era el que iba a llevar la ¡“civilización”!, o más bien fue el intercambio gracias al cual se estaban formando inmensas fortunas en Europa.

Estatua de sir Roger Casement, mirando al mar, en Ballyheigue, Co-Kerry


Después de vivir la realidad africana, ya nada verá igual, empieza a encontrarse y refugiarse en sus raíces, en Irlanda, a la que empieza a ver de otro forma. La ve como lo que ya no es, sino como lo que queda tras la colonización que todo lo arrasa. Por eso, lo de “el sueño del celta”. Ahora ya para Roger, en su vida más bien solitaria, se siente conectado con esta idea de sueño, en la que la lengua, y una cultura ancestral celta puedan ser recuperadas.

Tras leer el libro, no dejará a nadie indiferente, sobre lo que fue la colonización del Congo belga en tiempos del “monarca humanitario” (es ironía del propio escritor) Leopoldo II, cuya fortuna particular creció más que considerablemente, y que junto a su explorador Henry Morton Stanley, pasarán a la Historia, con el galardón de “los malos de los malos”. Tampoco dejará indiferente lo que es contado sobre la situación de los indígenas en las caucherías de la amazonia peruana, el siguiente destino de Casement y lo que trae es no menos espantoso. Mario Vargas Llosa no ahorra detalles.

Este libro es más que una biografía, porque no sólo se disfruta con amenidad lo allí escrito, sino que también está trabajado casi como un documento histórico, lleno de datos, detalles y personajes reales que retratan una época y una faceta humana que no hay que olvidar, porque allá donde no hay control, justicia ni gobierno, se convierte en el paraíso de las mentes más psicópatas que pueden "realizarse" desplegando toda la imaginación de la que son capaces. Y donde los otros, más normalitos, se dejan arrastrar, dejando los principios para otros momentos.

Por fin, en 1965, descansa en el cementerio de Glasnevin, en Irlanda
Roger Casement, muere ahorcado, despreciado y abandonado por muchos, en 1916. Contaba con 52 años. Dos de las personas de las que más sintió su falta de apoyo, fueron la del escritor Joseph Conrad, y la de su compañero en la lucha, Edmund D. Morell, en la campaña por la que se sacaron a la luz la realidad del negocio que era el Estado Independiente del Congo de Leopoldo II.

A propósito de Joseph Conrad, lo conoció y  entabló una relación amistosa en el mismo Congo, justo antes de que Conrad iniciara  ese viaje río arriba, que inspiraría su famoso libro “El corazón de las tinieblas”. Y es que el mismo Conrad decía que mucho tenía Roger que ver con el libro, ya que de alguna forma, Casement le había abierto los ojos. Se podría decir que si las palabra que están presentes en el libro de Conrad es la de: “el horror, el horror”; en este libro de Vargas Llosa, las palabras presentes todo el rato pudieran ser la de: “la codicia, la codicia”.

Sobre los nacionalismos, para dejar un poquito de polémica, una cita del libro: “No dejemos que el patriotismo nos arrebate la lucidez, la razón, la inteligencia”, a lo que Bernard Shaw contesta: “Son cosas irreconciliables. No se engañe: el patriotismo es una religión, está reñido con la lucidez”


Una curiosidad: en el libro de “Tintín en el Congo” del belga Hergé, los blancos “malos” sí iban a la cárcel, y a Tintín le llamaban “Bula-Matari”, que en Kikongo significa “el que rompe las piedras”, que es el mismo apodo con el que era conocido el maléfico Henry Morton Stanley, lo cual nos da una idea de lo poco que se conocía la verdadera personalidad de este personaje cuando el cómic fue escrito.

24 comentarios:

  1. Sabía que te gustaría.:d. Estaba segura, y se nota por la reseña (magnífica:n) que te has metido de lleno en él, en la época, el ambiente, los personajes…

    Como siempre, un besico!

    ResponderEliminar
  2. SUSANA:
    Gracias querida, siempre tan generosa :a
    Otro besico :g

    ResponderEliminar
  3. Vargas Llosa es de esos autores que tienen obras que me gustan mucho como La fiesta del chivo u otros como Pantaleón y las visitadoras que no he logrado terminarlo. Así que llevo tiempo pensando en si leo este libro o si no, pero después de leer tu reseña, creo que va a ser que sí. Gran reseña.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. MARGARI:
    Es más que una novela. Hay mucho trabajo detrás de esta biografía, eso se nota, y se agradece.
    Ahora .... te diré que he quedado ya más que vacunada de esta época de la Historia.
    Aunque ya quiero saber con un poco más de profundidad lo que está pasando actualmente en el Congo con el Coltan, que parece ser el caucho de nuestros días.
    Abrazos :g

    ResponderEliminar
  5. Hasta ahora los comentarios que me habían dado familiares y amigos de este libro no eran nada buenos, pero tu magnífica reseña me ha hecho replantearme si lo leo o no. De Vargas Llosa por ahora he leído sólo La ciudad y los perros, así que no puedo comparar mucho. Me alegro de que lo hayas disfrutado tanto. Muchos besos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  6. GOIZEDER:
    No he leído críticas por ahí, pero me cuesta entender que alguien pueda dedir que el libro no es bueno, otra cosa sería que el tema en sí que hay detrás no interese. Pero interesando leer sobre esta época, lo que fue algunos colonialismos, y el origen de algunas riquezas, este libro es una joyita, porque de forma amena, veraz, muy documentada, pero casi sin enterarte, se describe como si de una novela se tratara, algo que ya no se te olvidará.
    Como ya digo, es tan intenso, que de momento me tomo unas vacaciones de las cruldades y del tema africano.
    pero cuando me recupere iré a la carga con lo que está pasando ahora mismo en el mismo Congo con el Coltan, y futura fuente de conflictos entre Venezuela y Colombia (se ha encontrado nada menos que en la frontera de ambos países ese mineral)
    Besos :g

    ResponderEliminar
  7. Me has dado el empujoncito final que me faltaba para leermelo. Lo he tenido en las manos un montón de veces pero siempre lo dejaba y decía ya vendré a por él. Creo que es un buen libro para regalar en el día del padre, al menos al mio que le gusta mucho Vargas Llosa (y a mi tb xD)

    feliz findee :i

    ResponderEliminar
  8. MARINA:
    Creo que es un buen regalo. Te podrá interesar más o menos el tema, pero lo que hay dentro, no es tiempo perdido. Está magníficamente escrito, es ameno, y hay además mucho trabajo de documentación detrás. En fin: joyita.
    Lo mismo digo, a ver si disfrutamos el fin de semana :g

    ResponderEliminar
  9. :d ¡excelente reseña! dan ganas de salir corriendo al sillón, dejar que la vida de los demás siga su curso, mientras uno se deja llevar por esta maravillosa lectura. Ya tengo en casa el del Joseph Conrad, que creo que me leeré primero (gracias también a una reseña tuya) y después sin duda leeré este.
    Un beso Icíar,
    Ale.

    ResponderEliminar
  10. Muy bien escrita la reseña. Tenía ganas de leer una opinión cualificada como la tuya para decidirme. Creo que caerá pronto.
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  11. Haces cada reseña :h
    Yo pretendo leer antes el que tengo en casa de Vargas Llosa: Travesuras de niña mala, pero si me gusta su estilo puede que coja este. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Una estupenda reseña.
    Parece una novela muy bien documentada, y el tema es interesante. Aparte de que Vargas Llosa es un excelente escritor. Así que es de esos libros que leeré en algún momento.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Icíar también lo tengo reseñado y también me gustó y mucho; Vargas Llosa nunca deja indiferente, siempre trata temas interesantes y siempre con mucho talento. Respecto a la frase polémica que citas al final, estoy de acuerdo, no en que sea polémica, sino en lo que la frase dice, aunque creo que es más fácil encontrar mentes lúcidas en la religión que en el patriotismo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. No había leído ninguna reseña aún de este libro, aunque había visto varias. Tiene una pinta tremenda! Además, llevo una temporada en la que me encanta leer novelas que me descubren un poquito de alguna cultura, porque es una manera estupenda de viajar (me pasó con Persépolis e Irán, con Cometas en el cielo e Irak)
    Así que me la apunto, enhorabuena por la reseña, se ve que te ha apasionado la historia.

    ResponderEliminar
  15. fantástica reseña :s, lo apunto a la lista (sin final) y espero leerlo pronto :m
    un besito

    ResponderEliminar
  16. Tenía mis dudas con este libro, pero tu estupenda reseña las ha despejado por completo. ¡Quiero leerlo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Solo había leído una reseña, no demasiado positiva, antes de la tuya. El libro está en casa esperando turno, pero la verdad no me apetece mucho todavía...
    Un beso,

    ResponderEliminar
  18. ALE:
    :c nome hagas reír, que tú eres una de las que yo tengo mentalmente galardonada con el premio ¡peligro, es un blog muy peligroso!
    Un abrazo :g

    MARIA:
    gracias María, y cuando lo hagas, ahí estaré yo encantada de leer qué te pareció.
    Besos para ti también :g

    VERO:
    Si es que eres de un generoso :t.
    Te diría que el estilo, que lo tiene, es de lo menos importante. Es una joyita para cuando tengas esa predisposición a leer sobre esto. Que ya se sabe que los lectores tenemos gustos caprochosos, y es que es como mejor se lee :g

    BLANCA:
    Eso es, se mezcla el estar escrito por un excelente escritor que encima se ha documentado muy bien. Ya sólo falta el gusto caprichoso del lector, y es que es una ciencia entender por qué nos llama la atención un tema determinado en un preciso momento. :g

    ANTONIO CABELLO:
    Pues ahora mismito me voy a ver :a
    ¡Vaya tema a debatir! jeje :d

    ATRAM:
    Con esas inquietudes, te endantará :g

    SONIA:
    gracias Sonia, y es que es así, se leerá cuando toque, jeje :g

    LUISA:
    Y yo creo que te va a gustar :g

    ResponderEliminar
  19. CARMEN:
    No puedo imaginar por qué puede no gustar. De verdad que me encantaría leer esa reseña. Si te acuerdas donde la leíste ¿te importaría enseñármela? tengo curiosidad :g

    ResponderEliminar
  20. Sólo te diré una cosa: para el próximo concurso de reseñas literarias envía ésta. Muy bien hecha. Olé tía...olé...

    ResponderEliminar
  21. MALDONADO:
    Si es que eres de lo más generoso. ¡¡¡Chicas!!! ¡este piropo lo dice un escritor!
    Un abrazo bloggero :g

    ResponderEliminar
  22. Q ganas tengo de este libro, en cuanto salga en bolsillo será mío!!! ja ja, me apetecía ya solo por estar escrito por Vargas Llosa que me encanta, pero después de leer tu reseña, tan completa y llena de detalles (lo de el corazón en las tinieblas que me gustó mucho ha sumado puntos a las ganas que le tengo), me apetece aún mucho más. Un besazo

    ResponderEliminar
  23. Y ... ¿Qué te voy a decir yo a ti? pues que sí, estoy segura de que éste es uno de tus libros. Conrad sale una barbaridad, y no sólo por "El corazón de las tinieblas" sino como personaje. Fueron algo así como amigos, de esos que se visitan, y una de las decepciones del protagonista - en esta biografía de Vargas Llosa - ya que fue una de las dos personas por las que más sintió esa falta de apoyo en la solicitud de conmutación de la pena de muerte.
    Otro besazo para ti :g

    ResponderEliminar
  24. :g :n :s :2z :cc :ii

    ResponderEliminar

Bienvenid@ a "Los mil y un libros".
Es un placer tenerte aquí.
¡Gracias por comentar!