30

Lamentaciones de un prepucio

COMPRA
-->
Escritor: Shalom Auslander

Se cuentan en las yeshivas (escuelas religiosas judías) ortodoxas como ejemplo de lo importante que para un judío debe de ser la circuncisión, que hubo una vez, en un campo de concentración, un nazi que informó de que todos los bebés judíos iban a ser asesinados. Una anciana, al oír semejante noticia, se tira a los pies del nazi, y le suplica que le dé su cuchillo. El nazi, pensando que se iba a suicidar, se lo da. Ella corriendo, se gira, coge a un bebé, y le corta el prepucio, y mirando al cielo, pronuncia: “Nos has dado un niño, y nosotros te devolvemos un judío”.

Shalom Auslander, de 1970, es un levita algo extraño. Es un hipocondríaco de los desastres, accidentes, y desgracias. Tiene sus razones. Es que conoce muy bien al Todopoderoso, y sabe cómo se las gasta. Vive con una constante sensación de culpabilidad. “¿estoy causando con mis relatos estos ataques de la yihad islámica?” Y es que mantiene una nada constructiva relación con Dios. “Dicen que no soy religioso, porque no cumplo con los ritos. Pero se equivocan. No soy practicante. Pero soy religioso de una manera muy dolorosa, agobiante, incurable. Creo en Dios. Para mí un auténtico problema”.

21

El busto del emperador

Escritor: Joseph Roth

COMPRA

-->
Antes de la I Guerra Mundial, el Imperio Austro-Húngaro estaba integrado por un abanico de naciones. Concretamente estaban aglutinados bajo la misma corona, 13 países actuales europeos, o partes de los mismos, como la región de Galitzia, lugar de nacimiento del escritor, y escenario de este relato corto, que si bien ahora es polaca, antes de eso fue austríaca.

Estas pocas páginas es el lamento de un noble: el conde de Morstin, que representa la parte de la sociedad que vivió estos cambios y la nueva ordenación del mundo, con desgarro y un sentimiento de gran pérdida. Resulta interesante este testimonio. Y todo ello escrito con la calidad literaria que un buen escritor es capaz de hacerte disfrutar.

Se habla de la cuestión de las nacionalidades. Del sentimiento de pérdida por ese desmembramiento, porque para el conde, este imperio austríaco, como una representación de un mundo en miniatura, permitía viajar dentro de un mismo país, y disfrutar al mismo tiempo de la variedad de lenguas, costumbres, y vestimentas que aporta un mundo completo.
31

Viajes con Heródoto

-->
COMPRA
Escritor: Ryszard Kapuscinski

Ryszard Kapuscinski nos cuenta que hay varias formas de hacer los reportajes de los viajes por los distintos puntos del mundo, dependiendo de los medios que te proporcionen las agencias para las que trabajes. Como él no trabajaba para una agencia rica, no puede permitirse lujos que otros sí pueden. Se trata de un periodista de la Europa del Este y en 1960. Tiene que seguir el método tradicional, “el de andar, preguntar, escuchar, acopiar, atesorar y enhebrar las informaciones”. Gracias a eso, dice “me entero de cosas que no aparecen en la prensa y en la radio”

Pero tiene un buen maestro y acompañante, porque es que aunque la mejor forma de viajar es hacerlo solo, Kapuscinski hace una excepción y se lleva una compañía y guía excepcional. Dice él “no creo que nos estorbemos: nos separa una distancia de 2.500 años”.
Se trata de Heródoto, un griego que vivió en tiempos de Confucio, Buda, Sócrates, Platón, Sófocles, Pericles, y de reyes persas como Darío I y Jerjes I, por decir algunos, que hizo un recorrido por todo el mundo conocido a su alcance, legándonos el libro “Historia” que como lo califica Kapuscinski se trata del “primer gran reportaje de la literatura universal”

33

Luz de libertad

COMPRA

-->
-->
Escritor: Ismael Cruceta.

 Diría que el libro “Luz de libertad”está estructurado en tres partes que mantienen muy bien la tensión. En la primera parte, ya desde sus primera líneas, el protagonista que es a la vez el narrador de la historia, nos reconoce cuál es su realidad interna, reconoce su apatía, y es que se siente muerto, y eso a pesar de tener todo lo que desde fuera pueda parecer brillante.
En su presente, no sólo disfruta de una más que desahogada situación económica, también del prestigio del trabajo valorado. Es un actor de éxito, que desde siempre ha vivido el mundo de la interpretación como algo innato en él. Ha podido desplegar esas capacidades y hacerlas crecer, pero en cambio, hay otras que no, y eso le está asfixiando. En esta primera parte, nos va relatando cómo fue perdiendo la alegría, y ganando pesadumbre. Mucho tiene que ver una ruptura amorosa que de alguna forma se dejó escapar.

26

El monje

COMPRA
-->Escritor: Matthew G. Lewis

“¡Así es el hombre! Su mano parcial escribe los innumerables favores en la arena; y estampa en piedra la pequeña falta”

España, finales siglo XVIII, principios XIX ha sido el escenario elegido por este escritor inglés. La Inquisición está a punto de ser abolida (exactamente lo será en 1864). Pero todavía no. Son los años en que la Iglesia a través de sus instituciones menores, era la garante de asegurararse el cumplimiento de una innatural rígida moral, y de estos encorsetamientos antinaturales, como si se tratase del proceso de vendaje que no permitía al pie crecer de las antiguas chinas, las debilidades humanas tenían que adaptarse, no desaparecían, sino que se desarrollaban por otras vías, bastante más deformadas. Eran los años “del poder del despotismo monástico”, como lo califica el escritor. Y este libro, desde luego, lo critica. Cuando fue publicado en 1792, tuvo inmumerables detractores. Aún así, el libro ha conseguido sobrevivir, es que su escritura es una "delicatessen", con ese tipo de prosa, que como una serpiente, consigue trasladarte de una historia a otra, con esa sensación tan agradable que se tiene cuando uno disfruta dejándose llevar.